Te Prometo Anarquía

Retalhuleu

no hay camino de vuelta a bordo de la nave de los locos; desde aquí la realidad me exige fe poética y antiinflamatorios

Por fin he llegado. Es una de esas casas antañonas del centro cuya centricidad no les rescata del abandono ni les niega el escondite.

21 de Mayo de 2009
1984, poesía, prosa, Retalhuleu