Te Prometo Anarquía

La Ceiba

atraviesa el viento un pincel que va moldeando los días y que se instala en un palio para alquilar la cosecha de sus viajes, el detalle de su tiempo

Vivo en una cama, cuatro paredes, dos manos y dos piernas. Hay un par de ventanas grandes en tus ojos

21 de Febrero de 2012
1978, Guatemala Ciudad, Honduras, La Ceiba, poesía