Te Prometo Anarquía

…y había que elegir el entorno, desmenuzarlo con las pinzas de lo acaso vivido, pactar el careo con “el otro” para la reafirmación de las sombras internas, de las autopresencias

patricia-higueros

 

[PATRICIA TRIGUEROS]

 

 

TE SIGUE

 

Silenciosa, nadie se da cuenta

y apenas se escucha

la madera se mueve;

te sigue y la persigues, no es

el viento, no es neblina

son los pasos que los persiguen,

se acercan, se alejan; siguen

susurros cuando duermen,

siguen vivas las coquillas

de los secretos, ellos que se

prometieron nunca dejarse

–te sigo amando, dice–

y seguirán las promesas,

se disparan y alborotan,

no se van del pasado, pero

te sigue y la persigues, no es

la arena, no es la neblina

son los momentos que nunca

se han ido, perdidos; siguen

destellos que no existen

de lo que hubieran dicho

y callaron sin decirse

—te sigo amando, canta–.

 

AMANECER EXTRANJERO

 

el sol sin alarmas

se va de la noche

que se extiende y dura, perdura

inmensa se extiende

y alcanza las distancias que ríen

se burlan del conteo de las horas

y sus segundos y límites

y allí se acerca su voz

al oído te habla al oído de figuras tuyas y te regala

una promesa de que nada importa y que aquí

quieres estar

y así te transportas

a las puertas de las fachadas antiguas

estructuras coloniales

tu casa fuera de casa

y vas errante atravesando

los recovecos aún por rellenar

de tu mente extraña con quien

ya has peleado

porque puta

no puede ser

¿cómo es que lo hice otra vez?

y te interrumpe el frío

tu cuerpo sabe qué le gusta

él también tiene un decir

juego de pasiones

y muchas veces

no lo escuchas

más bien lo recuerdas, a

este cuerpo, tiemblas,

que no puede

teñir el momento de raíces del pasado

que basta con

tomar los corrientazos de accidentes

como vengan

para a medida corra el viento

y caiga lluvias

puedan ellos

tu cuerpo y mente

evaluar estra noche tan larga y traviesa

que apaga el fuego

con su manto y sus manos

que de te liberan

a que te vuelvas

a pegar.

 

SI ME ATRAPA

 

Me até solita a las decepciones

Arrastré placeres de mentira

Me amarré a amar sin amarme

Perdí noción de lo que merezco

Extravié el guion que había escrito

Al perseguirte, pisando pasos

Sin alcanzarte

Se me había grabado la presión,

No pude decir que no

Si me acerca lo que busqué, salgo corriendo.

 

OLVÍDAME

 

ven y sigamos

ya terminamos

hablo primero, háblame despacio

porque ya no te contesto

enseguida me buscas

no me sueltes ahora

te saqué, te eché

(sujétame, ámame, olvídame)

recibo, ya no soy

la que no hacía más que dar

la garganta rota porque ya no me dejo

escupo llantos viejos

raspados

tiemblan

deseos de componerme

al tiempo que busco

sujetarte

amarrada a las cosas simples

nos atan

vacíos que

nos llenan

no calculo, pero siento

me entrego

el deseo de olvidarte a besos

 

CAMBIO

 

Seré algo.

Seré

irreconocible, recta y alta,

Con dimensiones diferentes y cambios

considerables,

labios sueltos, caderas amplias

un cambio de cambios

que trataré minuciosamente, como quien

hace una escultura

que toma días y días

y horas y no está lista

sino hasta soldar.

Entonces, empezaré cortándome el pelo

algo asimétrico

que no

permita

la simetría bordada en mi espina dorsal

torcida.

Me limaré las uñas,

para que se vayan

asperezas y así

no aruñaré espaldas

ingratas

con el filo de mi experiencia.

Que se vayan mis dedos

y se corten

todas mis palabras escritas

que describen momentos mal leídos,

y con eso

que desaparezca también

mi olor a ganas.

Me cortaré la lengua

casi entera,

para no balbucear

para que ya

nadie

escuche la implosión

de mis sentidos

y no pasará más por labios

que dan hambre

Y así me iré

quitando los dientes

y me tragaré todo

el orgullo

de perder

la dignidad y los rencores

pasan,

pesan

y desaparece su expresión

en mis cejas ahora depiladas.

 

PATRICIA TRIGUEROS. (Tegucigalpa, Honduras, 1987). Salvadoreña que nació en Honduras, es escritora y comunicadora. Después de vivir en Costa Rica, Guatemala, El Salvador y Francia, estudia y trabaja en San Salvador. Exestudiante de Lettres Modernes en L’Université de Bordeaux y actual alumna de Comunicaciones Integradas de Marketing en la Escuela de Comunicación Mónica Herrera, en San Salvador. Su interés principal es la literatura y los modelos de negocio alternativos para editoriales independientes. Sus publicaciones incluyen dos traducciones del poeta argentino Claudio Serra Brun, Traversario y De las sombras, y ediciones trilingües publicadas por Palibrio.

 

14 de Noviembre de 2016
1987, autor invitado, El Salvador, Honduras, poesía, Tegucigalpa

¿algo qué decir?