Te Prometo Anarquía

«el elegido», de rafael romero, reseñado por mónica navarro

portada sola

EL ELEGIDO

Rafael Romero (tpa79)

Editorial Alas de Barrilete 2012

 

La novela “El elegido” de Rafael Romero nos presenta de manera brutal, atroz, casi utópica, la realidad que nos circunda en un texto que fue escrito desde el extranjero, pero concebido en la cotidianidad asumida de manera colorida por cada uno de sus personajes. Y no pudo ser de otra manera. Desde fuera de las entrañas de la tierra que lo vio pegar el primer grito, Romero cuenta con la licencia de sumirnos en el concepto de la otredad, ambiguo de por sí, para asumir el rol de un narrador que se apoya en la analepsis y que recaba, por medio de testimonios, el diario vivir de Bartolomé Ledesma, alias “Tolo”, quien, entre dos males, optó por elegir el menor; entre aprender a vivir con la realidad, o sumirse en el vicio hasta convertirse en charamila como forma única de escape a esa barbarie, como recurso agónico del que se aferra al último hilo de humanidad que posee y patalea, ahogándose, en el estertor de la razón para evitar que se la arrebaten, sin saber que su guerra estaba desde su nacimiento, completamente perdida. Evidentemente, Bartolo decidió perder todo vínculo con la sociedad y desconectarse de su dolor, sumiéndose en el alcohol.

En un texto que no recurre a exceso de forma pero sí a la crudeza, se exponen algunas de las atrocidades a las que puede llegar un ser humano dentro de la sociedad guatemalteca, por ser humano y por ser guatemalteco. El instinto en su punto más deplorable, la corrupción, la carencia de valores, el desapego, la crueldad, puntos fuertes sobre los que se sustenta el espanto en que vivimos. Espanto que hemos aceptado como un hecho, y que evitamos a toda costa confrontar.

“El elegido” nos señala ese remanente casi extinto de sentimiento, de amor, de sufrimiento, contenido en el cuerpo tambaleante del charamila que tiene como verdad irrefutable que es mejor darle amor a la Karina, animal que le hace compañía en la covacha donde pernocta, antes que depositar la esperanza en el ser humano. Que es mejor dar la vida por salvar la de un solo niño, aún cuando eso no consiga expiar la culpa que llevamos en nuestras manos putrefactas. Nos grita de manera hostil que no se puede cerrar los ojos a lo que hemos visto, porque la bajeza del ser humano, no se ve, no se entiende, nos ocurre y nos marca de por vida, hasta consumir nuestra última neurona en su naturaleza volátil, tal como cada frasco de alcohol, bolsa de pegamento, piedra de crack que consumen muchos de los niños de la calle que forman parte de nuestro día a día. Aún con su mugre, su olor, sus ojos amarillos, su indiferencia, su perversidad, esos niños jamás lograrán reflejar en toda su pureza el infierno en que viven, las circunstancias que les tocan, cadáveres andantes con el destino nefasto marcado en la frente.

Sin duda, de carácter mandatorio, “El elegido” se convierte en una llamada de urgencia, un grito desesperado desde el exilio físico pero no emocional de su autor, que mueve a la reflexión, pero sobre todo, desempolva esos resquicios cubiertos que han quedado olvidados, en los que guardamos el concepto de identidad, de bondad, de justicia.

Este libro nos amenaza, nos confirma que, en efecto, cada uno de nosotros puede ser el elegido por la circunstancia para ser testigo del dolor de la vida, de la soledad, y para ejemplificación a los demás seres, carentes de capacidad de razonar, de todo aquello que somos y no somos, y sobre todo, de todo aquello que jamás debemos permitirnos llegar a ser. Y que aún, siendo todo aquello que evitamos, dentro de nosotros se erige, invicta, la débil, pero inextinguible capacidad de amar.

MÓNICA NAVARRO (escritora guatemalteca)

04 de Enero de 2013
2012, Editorial Alas de Barrilete, España, Guatemala, Jocotenango, literatura, Madrid, Mónica Navarro, narrativa, Rafael Romero, reseña, Sacatepéquez

3 intervenciones en “«el elegido», de rafael romero, reseñado por mónica navarro”

  1. rodolfo dice:

    En donde puedo conseguirlo? gracias de antemano por la reseña que llamo mi atención

  2. Lidia Barco dice:

    Necesito comparar el libro el elegido de Rafael Romero, donde está a la venta?, no lo he encontrado en Artemis ni en Sophos.

    Lily

  3. Rafael Romero dice:

    Hola Rodolfo y Lidia, gracias por el interés. Hace unos días el libro estaba agotado en Sophos, pero ya está de nuevo a la venta, así que los puntos de venta son: Sophos, Casa del Libro, Maison de la France (La Lancha) y Museo Ixchel. Además, me parece que estará en Librería Marquense y Café Condesa (en Antigua). Espero que puedan adquirirlo. ¡Saludos!

¿algo qué decir?