Te Prometo Anarquía

durante el devenir de las horas en ese azul límpido que es la vigilia estalacticas multicolor amenazan con caer como mirlos a rozarnos los labios

alina kummerfeldt

 

[ALINA KUMMERFELDT]

 

PÓCIMA RASCACIELOS

 

Ráscame el cielo de la boca

con la punta de la lengua

y hagamos memoria del veneno

que nos va acribillar

hasta que recordemos

que nos extrañamos

pero no nos conocemos.

 

ALAMEDA

 

Toqué el fondo de la noche

finalmente

decidí retirarme de esta arboleda

una vez

para siempre

porque estos árboles son tan aburridos

no hacen de sus cortezas, libros.

 

Me coloqué un radar para amigos selectivos

misántropa

hermética y vaciada

la seriedad abarcó mi cara

me reí conmigo misma

el estoicismo sirvió de máscara

para ser cofre.

 

POZA DE LÁGRIMAS

 

En mi vida a diario estallan

las euforias y los tormentos

llegan galopantes los extremos

la pasión viene en incendios

la tranquilidad llega en truenos

a cantos acosan los silencios

y la nostalgia es permanente.

 

Te advierto, lloraré casi todos los días de mi vida

con mi naturaleza de cobarde

o ―¿quién sabe?― de valiente.

 

Por mi parte, te ofrezco

un monumento para tus deseos

y por si no te bastara

aún me quedan pestañas

para lanzar al viento.

 

También lanzaré a la tierra tu semilla

para que nazca el árbol que dé frutos de estrellas

sílabas cimienten palabras que construyan escaleras

y nos lleven al cielo o algún paraíso inventado

en la hamaca de nuestras cabezas.

 

Avivaré el fuego que te convierta en cenizas

para no extraviarnos en el limbo

en el mar de almas vagabundas

para que no se dividan nuestros rumbos

para que ni una de las muertes nos separe

y así renacer en la brisa

porque sobre mí de amor lloraste.

 

Derrama tus lágrimas de alegría, empieza un diluvio

vacía tu pozo y abrázame

hasta que salga de esta cápsula de preguntas

hasta que calmes este mundo

y no quede de mí ninguna parte frágil.

 

METAMORFOSIS DE UN SUEÑO

 

Soy un pasajero de nubes

que vivió un sueño

mientras soñó que vivía.

 

Hoy desperté

oliendo a beso callejero,

a soledad inconclusa

a intención vana

a noesis de encierro

llevo mil ovillos dentro

y una fúnebre fotografía

tatuada en el pecho.

 

Soy de tinta incorregible

ya no soy tuya

a veces no lo recuerdo.

 

Creí que el amor era ubicuo

mientras me sostuve en hilos

y un tiempo delincuente

me estafaba robándome suspiros.

 

“SUNKIMOON”

 

Si me paso la mano por la frente, si acaricio los lomos de los libros, si reconozco el Libro de las noches, si hago girar la tercera cerradura, si me demoro en el umbral incierto, si el dolor increíble me anonada, si recuerdo la Máquina del Tiempo, si recuerdo el tapiz del unicornio, si cambio de postura mientras duermo, si la memoria  me devuelve un verso.

Jorge Luis Borges

 

Sé, tus Apocalipsis diarios

son acuerdos contigo mismo

para olvidarnos

 

Frecuentemente pensás en el tiempo

nos esforzamos por despedazar

las heridas que llevamos

y fuimos valientes

nunca tan fuertes para curar.

 

Aunque tú no lo sepas

conozco las palabras

de todos tus poemas sin publicar

que te atemoriza tener cerca mi cuerpo

esta aburrida silueta del recuerdo

que a la rozadura de mi piel

caminás sobre tu casa

Sabés, aunque este con otro

no escribo sino de ti.

 

Te podría recitar una vez más

mi poema favorito

déjame cantarte Carry me Ohio

siete mil quinientas veces

mientras tú conduces sin destino

hasta descomponer la máquina del tiempo.

 

 

YANG-YING

 

Ya antes mi insomnio

ha logrado trastocar el reloj de arena

aunque tengo una corazonada de transitar por el presente

aún martiriza la memoria de mis alas de barrilete

que oscilaban a su antojo

y me mantenían desvelada de día y despabilada de noche,

mi calzado se rehúsa a caminar atándose al recuerdo de volar.

 

Ahora vislumbro, en el maldito espejo,

no me reconozco entre tanto alboroto…

¿A dónde fuiste, libertad?

 

Hablan del centro, de la huida, del limbo

del equilibrio y el control

no existe tal punto brutal

somos humanos,

seres bestiales.

 

 

RESIDENCIA

 

Te lo advierto

no va a ser difícil

conseguir el pasaporte

para estar conmigo

pero sí la residencia

para habitar en mí.

 

Este cuerpo es una metáfora del alma

 

 

TANGO PARA FELINOS

 

Te veo venir

con tus costumbres de felino

a buscar entre mis piernas cariño

tu mirada acecha profundidades

y tu beso de florifundia me adormila.

 

Cuando despertamos

estamos bailando tango

en un rio salado

y tus piernas fuertemente abrazadas

a todo lo que pensaste era yo

pero no soy.

 

 

CARTA A LAS SOMBRAS

 

a mi abuela Myriam Fernández Gradiz Vda. de Quiroa

 

Conocí la nostalgia antes que las palabras me conocieran

distante a lo que una vez fui, ahora soy otra

y tú ya no me ves. Es tan voluble el tiempo, me asusta.

 

La sombra de tu voz me da escalofríos

la que dejaste plantada a la orilla de algún árbol

la que quedó alojada en la lobreguez de un parque

la que recorre ahora mil lugares en tan sólo dos instantes

transitando por cada ángulo de una leyenda galopante.

 

Ahora las letras me arrinconan como si desearan no haber sido escritas

y apaciguando mis ansias nacen gotas que recorren el mapa de mi rostro,

como charcos en los que todavía se refleja tu mirada

arrebatada por los disturbios de tus ficciones.

 

¿Sabes lo que es convivir cada día

con el cadáver vivo de la nostalgia?

¿Tenerte a pasos de mi habitación

sin que recuerdes te quiero?

Me muerdo la lengua y te pienso

botines ortopédicos, vestidos de vuelos

chocolate y chimenea, muñecos de felpa

gatitos y sombreros. Todo me lleva a ti.

 

Hablarte a ti, fragmentada

hablar contigo, sin ti

verte superada por los sentimientos

a su antojo evoca tu memoria errante

de ayeres que en su día fueron celebración o pena

y tu mente esquiva descarta o retiene.

Y tú callas, alzas la voz, sollozas o deliras

recitas poesía y te inventas comediantes

visitas en sueños tu vida adormecida,

me duele comprender estás viva y ausente

y yo todavía te siento.

 

 

*** Textos extraídos de Carta cero (Fundación G&T Continental, 2011)

 

16 de Abril de 2012
1989, Guatemala Ciudad, poesía

2 intervenciones en “durante el devenir de las horas en ese azul límpido que es la vigilia estalacticas multicolor amenazan con caer como mirlos a rozarnos los labios”

  1. Baghira. dice:

    Acabo de descubrir este blog, y me parecía oportuno decir que me ha encantado, estoy leyendo las poesías y me están llevando a otro mundo, esas son las poesías que me gustan. Buen trabajo, un saludo.

  2. Espacio y Tiempo dice:

    Trasformaste algo en mi, no se que pero lo hiciste, la llave maestra de pendiente en tu cuello, abrió esa puerta a algo, que siempre estuvo alli, pero lo dimensionaste, le diste equilibrio, tu poesía, es magia, no talento como dicen todos sino magia, blanca, y en llamas…

¿algo qué decir?