Te Prometo Anarquía

que las calles y los bordes del abismo y de la aurora los devore la noción de un dolor cauto y la brutal coherencia de los territorios olvidados

isabel de los ángeles ruano

[ISABEL DE LOS ÁNGELES RUANO]

 

CARICATURA DE LA VERDAD

 

Vengo de mitos desbaratados

donde se quiebra el tiempo.

 

Armo en mi ser nuevas estructuras,

necesito el mármol de las viejas creencias

para apoyarme en algo.

 

Definitiva ha sido mi luz y mi ceguera,

ha sido tajante su alucinada escarcha

y mi intento triste de huir de cualquier dogma.

 

Así, regreso a buscar el techo de una casa,

el calor de las mentiras conocidas,

el cristal que deforme una visión

con los gastados sueños rosa.

 

Huí de falacias acreditadas,

me despojé de su facilidad y sus cristales,

y de pronto en la gruta de Platón vi mi silueta

terriblemente deformada.

 

HORA SIN SOPORTE

 

Hoy pierdes un objeto, mañana otro,

como si te arrancaran a pedazos la vida;

te mutilan la voz, te quedas sin lágrimas

te cuentan del suicidio de un amigo.

 

Mueres a pausas tú también.

de ayer a hoy

cada dolor es una nueva llaga,

en cada instante hay una herida

 

El mundo de las cosas, caprichoso,

no responde a tus ideas, se te escapan los objetos

como pequeños tiranos, se te esconden,

y te hacen girar y girar, golpearte la cabeza,

o mascar trozos de papel con ira desbordada.

 

Pierdes todo lo que has amado,

te hundes sin retorno en cada pliegue del pasado

 

Y de súbito un caos interior,

la tempestad, la locura, toda la rebeldía,

lo indescriptible se te mete dentro,

tensos los nervios, los dientes encorajinados…

y el tedio invencible de las horas vacías…

 

isabel de los ángeles ruano4

 

ONÁN

 

Con horas viejas colocadas en desvanes y

perspectivas deshabitadas

con silencio de lluvia y azucenas que se tiñen

con la tarde

las manos acarician la soledad, penetran sus

vertientes

y producen el vértigo mientras un rayo

se desprende.

(Afuera los jardinillos tiemblan, demudados).

 

Estremecimiento de armazones de hojarasca,

sin ningún galope, y con una suave,

dulce violencia

delineando la alcoba.

 

No hay ira, sólo la ternura pequeña, íntima,

del instante desflorado sin entrar ni a la luz

ni a la sombra.

 

De esta manera las manos se desciñen de sí mismas

y se sienten de barro, y así puras,

han sido desfloradas de su ruta

y se muestran como dos clowns grotescos

danzando sobre la nieve.

 

En el misterio, junto al vagido muerto,

en el calor perdido de una chimenea apagada

por miles de milenios de rostros convulsos

pudo entonces, Onán, encender una hoguera.

 

MUERTE EN EL TIEMPO

 

Telarañas oscuras,

cárcel amarga,

sombras luctuosas,

arena,

tumba que adviene

en cada escalón

sin sentido

bajado

a escondidas,

ocultando el rostro

para negar

un nuevo amanecer.

 

isabel de los ángeles ruano3

 

MIS MANOS

 

Estas manos mías conocen la ascensión suprema

y la más burda ignominia.

 

Son como dos relámpagos audaces

o como dos humildes golondrinas cautivas.

 

Se entrecruzan en una plegaria o aman

con santidad o con delirio

y se asustan del fuego

y chocan contra un rostro.

 

Estas manos mías saben mentir

y son urgentes. Me han dado la pasión sublime

y la ternura de un ángel de luz

 

Tienen reminiscencias de ala desteñida

y saben de los surcos del vuelo

conocen todas las fiebres.

 

TRES POEMAS ÁGILES (I)

 

La casa no tiene ni paredes ni puertas

pero es mi casa,

como mi caballo sin cascos,

mi caballo sin silla,

como mis sueños duros,

como esta palabra dura,

como esta garganta dura,

mi garganta.

 

Me monto sobre el alba

y descuartizo las rosas de la primavera.

Mi rosa no tiene pétalos,

sólo espinas,

pero es mi rosa.

 

Mi palabra es áspera

y montaraz

yo no tengo requiebros para nada,

pero descuartizo a las rosas,

monto mis sueños y mi caballo,

vivo en mi casa

y hablo con mi palabra.

 

isabel de los ángeles ruano5

 

*Post homenaje a nuestra gran outsider y Premio Nacional de Literatura “Miguel Ángel Asturias, 2001: ISABEL DE LOS ÁNGELES RUANO, con algunas fotografías de la serie Retratos II, de Bernardo Euler Coy (Lilo), © 2010.

20 de Septiembre de 2010
1945, Chiquimula, Guatemala Ciudad, poesía, Premio Nacional de Literatura

6 intervenciones en “que las calles y los bordes del abismo y de la aurora los devore la noción de un dolor cauto y la brutal coherencia de los territorios olvidados”

  1. Brenda dice:

    Ella misma tambien es un poema!

    p.d. no se si los lugares olvidados tengan alguna coherencia. (lo digo por el titulo).

  2. César García dice:

    Había olvidado comentar a Lilo que sus fotos (ya) me parecían un homenaje justo, ahora con el combo de la publicación de algunos textos en TPA, qué más puedo decir. Es simplemente maravilloso poder leer a Isabel en este espacio.
    Saludos!

  3. Marlon Francisco dice:

    Que hermoso encontrar en este espacio estos textos de la que es para mi la mas querida, la mas verdadera y la que mas me ha enseñado sobre poesia.

  4. Ermy Duarte dice:

    como tantas cosas que pasan entre banquetas, creo que doña Isabel de los Angeles Ruano es una leyenda urbana, quien nos ha sacado de apuros con tanto lapicero que vende y su corbata de combate nos dice que es una persona formal.

    Asi como ella…. hay tantas cosas buenas y de cultura muy chapina que contar en estas paginas del tiempo que no pasa, lugares emblematicos y personas que son iconos andantes de la historia contemporanea de nuestra bella Guatemala.

  5. Alex dice:

    Ella es una de las más grandes poetisas que ha dado nuestro país, que genial encontrarla en TPa

  6. Pride Alvizures dice:

    …cómo voy a entender al escritor… cuando en las calles caminé en mi años primeros de la universidad… duda inegable para entender el género de la persona que tenía frente a mi hasta que un día supe y comprendí que no es la lucha por sobresalir como consumista. Ahora veo hacia el pasado y descubro lo que no comprendí, esa cualidad y belleza para escribir sólo puede provenir de una persona que se ha quitado el disfraz y la fachada de la sociedad dejando libre el pensamiento para no sujetarse a las reglas que limitan la expresividad…

¿algo qué decir?