Te Prometo Anarquía

y los años se transfiguraron en la rutina imperecedera dejando rastros de polillas vs. palabras… la agitación en brazos de la calma

alejandro marré

[ALEJANDRO MARRÉ]

 

 

Soy tan sólo un intento de fogata

en el frío decir otro día.

 

Sin cerrar los ojos permanezco

releyendo titulares viejos,

fotografías no definidas del tiempo,

recortes de vale para desayunos baratos.

 

No tengo prisa,

ni a donde volver,

justo cuando vuelvo

levantando a los muertos de madrugada,

marcándole a los santos

y obsequiándoles monólogos a las contestadoras.

 

 

* * * * * * *

 

Me gano la vida sonriendo, llorando,

diciendo si cuando todos dicen no.

 

Me juego la vida lo sabés,

me juego las palabras inquietas del teclado.

Invento lo innombrable,

eso que nos sale a borbotones

cuando estamos callados.

 

 

* * * * * * *

 

Somos islas encalladas

en esa panorámica

de sueños húmedos.

 

En esa paranoia tenue

que domestica a los demonios,

que nos hace el desayuno

y nos da la bendición.

 

Somos islas,

algunas.

 

Anteayeres soberbios

almacenados en el inbox.

 

 

* * * * * * *

 

Decidí el tramo más largo

sin escalas,

la cortina más espesa,

el plato más caro.

 

Decidí con los ojos cerrados y creyentes,

los pies donde no tenían que estar

y la firma en cheques posfechados.

 

Y aquí estoy,

con los ojos abiertos,

la realidad como prueba

y el camino ya transitado

por los necios.

 

Podría ser el más cursi de los poetas,

Podría ser.

 

 

* * * * * * *

 

Descubrir una calle entre las piernas de una desconocida

y los escalofríos del espectador que se mueve con el universo.

 

El hallazgo de estos ojos que llevo por costumbre

clavados en las cornisas de las casas deshabitadas

y sus fantasmas ocupas.

 

Descubrir este rock de sala,

mis cicatrices metafísicas,

mis notas al azar

y esa contabilidad de etcéteras

que no culmina.

 

Descubrir que en el banco de gestos

aún tenemos un saldo a favor,

porque quedarse callado es legal

y políticamente correcto.

 

 

* * * * * * *

 

Así de simple:

 

viajarse el tiempo sin auto,

cuando la noche está inquieta,

en su esquina negra,

en su puta triste,

en su luz neón.

 

Con su ebriedad solemne,

su pretérito amoral

y su presente desnudo.

 

Sin mañana.

 

Mucho más simple

de lo que parece,

mucho más simple.

 

 

* * * * * * *

 

Esta mi armazón de tiempos

y joyas de mentira sin prisa.

 

Este escarabajo plateado

que busca sosiego,

carne transparente,

camino de serpiente vieja

que lo ha visto todo.

 

Este manual improvisado,

de melodía que no suena

si no hasta la medianoche.

 

Esta búsqueda de manos tibias

y la sonrisa más bella del mundo.

 

Este muro lleno de preguntas

escritas con espray.

 

 

* * * * * * *

 

Mañana,

una tropa de recordatorios

y ángeles celestes,

tazas dispuestas al amanecer,

bastones mágicos

que nos llevan

hasta el finalde las preguntas.

 

Mañana,

seguramente mañana.

 

Sólo para mantener

la costumbre.

 

(del libro Century Gothic Punto 10, Vueltegatos Editores, 2010)

 

07 de Agosto de 2010
1978, Guatemala Ciudad, poesía

una intervención en “y los años se transfiguraron en la rutina imperecedera dejando rastros de polillas vs. palabras… la agitación en brazos de la calma”

  1. lucia silva dice:

    Y “Con su ebriedad solemne… …su presente desnudo” Listos para seguir sin frenos… (Al fin si lo conocias…), saludos.

¿algo qué decir?