Te Prometo Anarquía

tus sueños serán devorados por la cosmocócica esencia de entes cargados de acciones explosivas y miradas lascivas… mal de ojos

 
[ROBERTO WAGNER]
 
 
 
PARADISE CITY
 
Todos reunidos en la plaza central en un día en el que el calor coquetea con los cuarenta grados. Al norte, en las orillas, el alcalde arrastra su carroza jalada por rabiosos perros sin raza para remover los muertos entre la miserable muchedumbre. Fuera de la iglesia el cura pasado de peso y con aliento a licor le hace una bendición a los transeúntes que pasan frente a él con su mano derecha mientras que con la izquierda frota las piernas del joven monaguillo a su lado. Desde su patrulla el policía contempla a los niños inocentes, las madres angustiadas y los frágiles ancianos como un depredador lo hace con su presa. Al centro, sobre las gradas de una fuente en la que ya no corre agua sino lágrimas, sudor y sangre, el jefe con un traje empolvado y arrugado cuenta meticulosamente su pequeña fortuna. A un costado, su esposa se recuesta para tomar el sol mientras su carnudo y flácido cuerpo es acariciado por las manos untadas en aceite de su fornido guardia personal. Al sur los mercaderes visten sus mejores galas y escuchan música a todo volumen mientras se mezclan unos con otros en una orgía de pecados capitales. Una breve brisa sopla y aparece él. Alto, espigado, pulcro y vestido completamente de blanco, zapatos, traje camisa y corbata. Todos se detienen ante su presencia: el alcalde deja de limpiar, el cura deja de tentar, el policía deja de acechar, el jefe deja de contar, su mujer deja de gozar y los mercaderes dejan de pecar. Como si el tiempo fuera suyo, él observa todo, bebe un trago de aguardiente, enciende un cigarrillo, asiente con la cabeza y se retira satisfecho.

NIRVANA

Con tus manos sujetas los extremos de la bufanda de seda alrededor de mi cuello. Espolvoreo cocaína sobre la punta de tu falo y sobre mi clítoris. Me montó sobre ti, me penetras y te cabalgo ferozmente. Sabrás, cuando sea el momento, que debes jalar fuertemente cada extremo de la bufanda y solo así podre llegar a donde quiero ir.

EL VECINO DE AL LADO

Me levanto, desayuno, leo el diario y luego me voy a cambiar. Salgo al patio trasero de mi casa. Voy a la pequeña bodega en donde guardo mis herramientas mecánicas y utensilios de jardinería. Saco una silla y me siento a ver el amanecer, tengo mi nueva gabacha puesta y mis lentes protectores transparentes. Tomo una vieja guía de teléfonos y saco un sobre con fotos. Observo detenidamente a la criatura que aparece en ellas. Examino sus heridas, sus golpes, sus moretes. Todos explican en parte las causas de su muerte, pero no puedo oír los gritos ni sentir su pánico. Cierro los ojos y me concentro. Pasan unos minutos y los abro al igual que hago con la bóveda sobre la cual he colocado la silla en donde estaba sentado. Bajo unas gradas y luego procedo a quitarle el seguro al candado que mantiene cerrada una puerta. Al abrir ésta puedo sentir el hedor a meados, mierda y sangre pero también puedo sentir el pánico, ahora el cuadro está completo.

Enciendo la luz y ahí está él, sentado en una silla metálica atornillada al suelo. Está desnudo, ensangrentado, sus piernas y pies embarrados de sus heces y orina que ha sacado desde que iniciamos nuestras sesiones tan solo hace dos días. Saco mis herramientas. Pongo una batería de 20 voltios a su lado. Él se despierta e inmediatamente empieza su rutina. El llanto, los gemidos y los intentos fallidos de gritos a través de su boca atada. Saco el martillo, la sierra, los bisturís, los cuchillos, los destapadores, los consoladores y los anzuelos.

Le meto un consolador de aluminio entre el ano y le trabo los anzuelos en las puntas de los dedos de los pies y las manos, los párpados, los pezones, en su escroto y uno en la punta de su pene, que acaba de mear. Luego conecto todo a los cables y después estos a la batería. Estoy a punto de subir el interruptor pero me detengo. Lo veo a los ojos, creo poder ver su arrepentimiento por lo que le hizo a la criatura de las fotos, me parece que él se da cuenta de que yo noto esto. Dejo el interruptor y él inicia a llorar con cierto alivio. Me quito mi gabacha nueva y me pongo la vieja, subo la energía al máximo, este hijo de puta puede reventar y no me quiero ensuciar más de la cuenta.

Subo el interruptor.

INSACIABLE

Observaba detenidamente como ella lamía y chupaba la verga del tipo de atrás emitiendo todo tipo de gemidos de placer. Al mismo tiempo estaba siendo doblemente penetrada… por el ano. A los pocos minutos, los tres tipos que la hicieron suya (y la hicieron gozar) la bañaron con erupciones de semen provenientes de sus largos y potentes falos. Ella lo recogió todo y se metió la cabeza de los tres miembros en su boca.El director dijo: ¡Corten!, y dio por terminada la escena.La esperé fuera del vestidor. Salió arreglada, nítida, sin un rastro de sudor, de semen, de sexo. Me vio y me dijo que no quería ir a cenar, que regresáramos al apartamento y disfrutáramos de la noche.

SATANIKUS EQUIS

En aquel círculo del cual Dante no nos habló, transitaba uno de los hijos de Lucifer y nieto del Creador: Satanikus Equis. Encontró a aquél, quien con una orden exterminó a un pueblo entero. Le ensartó sus garras por las axilas y así lo elevó a su altura y con su larga cola lo sodomizó sin importar los gritos de dolor del uniformado. Luego de unos eternos segundos lo soltó. Justo al caer éste sintió como se gestaba algo en su barriga y como el mismo se hinchaba. Preñado quedó no de un demonio sino de un pueblo entero de éstos. Desgarrándose, sintió el terrible dolor de dar a luz a cada uno de estos seres malditos hechos a su imagen y semejanza. Uno por cada una de sus víctimas que después se alimentaron de él hasta los huesos y luego vomitaron sus restos en una fosa común sólo para que estos se unieran y lentamente le devolvieran la vida y los sentidos al otrora uniformado. Un segundo sin dolor fue el que transcurrió para que éste abriera los ojos y nuevamente viera al mismo demonio frente a él con sus cuatro metros de altura, sus filosas garras y esa larga cola, cual talega, con un punzante cuerno en la punta. Un segundo nada más, antes que se repitiera de nuevo el proceso. Y fue así, por los siglos de los siglos.

 
 

 

 

16 de Julio de 2009
1978, Guatemala Ciudad, narrativa

12 intervenciones en “tus sueños serán devorados por la cosmocócica esencia de entes cargados de acciones explosivas y miradas lascivas… mal de ojos”

  1. Prado dice:

    sos un maestro para pulir la imagen. la brevedad de tus textos me parece encomiable, por la sabia elección de las palabras. odas. maestro.

  2. Miss Penny Lane dice:

    me lo iba imaginando todo =0(…
    fuertes escritos compañero….

  3. la-filistea dice:

    Paradise City! Es espeluznante hasta yo dejé de hacer lo que estaba haciendo.

    Escribis bien Roberto. Como dice Prado se te dan los relatos breves y eso no cualquiera lo tiene. Seguí adelante.

    La foto es de lo mejor, con que vecino de la Bestia no?.

    Abrazos!

  4. PROSÓDICA dice:

    Me pasaba a dar una vueltesita hoy por aqui y miren a quién me topo. Joder! qué excelente, ya era hora.

    Siempre lo he dicho, son grandes sus letras… FELICIDADES y excelente que haya publicado por acá.

    Saludos

  5. Roberto Wagner dice:

    Prado: Muchísimas gracias por tus palabras mano, buena onda, cuando podás le mandas la noticia al de los cielos. Saludos a vos master!

    Miss Penny Lane: es necesario ser así para destruír las paredes impuestas por la falsa moral de nuestra sociedad. Espero que estes muy bien, te mando un abrazote.

    la-filistea: Escrito para mantener despierto a mi vecino 😉 Buena onda, agradezco tus palabras, significan mucho. Un fuerte abrazo.

    PROSÓDICA: Muchas gracias por su comentario. Saludos

  6. MARIOMARCH dice:

    brillante…
    imagenes como de cine…
    palabras exactas y precisas, donde deben estar y ser
    buen texto

    saludos

  7. Roberto Wagner dice:

    Muchas gracias MARIOMARCH buena onda, nos estamos leyendo. Muchos saludos!!!

  8. voldemor dice:

    Roberto en que te inspiras para estas mierdas? Me parecen espectacularess tus fantasias!

  9. voldemor dice:

    Me quedo la duda,son experiencias de primera mano? Ya que son relatos muy vividos.

  10. pancho patas planas dice:

    hola beto!!

    disculpa que te contacte por aca pero no logre localizarte en ningun otro lugar o medio..

    solo quiero saber que hay para geopolitica la otra semana? nos contas… saludos al chief

    y q excelentes tus relatos.. en serio sos otro nivel de cocaina, de la mas fina~

    orale bato

  11. andrea galindo dice:

    Ke SeXiIszZ tUz BlOw… a NO peRdn TuBlOg`!! hAhAhA!%! tKmMm! muaKss xOxO

  12. alejandro Pisquiy dice:

    Wooooow que fumada (yo quiero)!!!! increible, buenisimo talento.

¿algo qué decir?