Te Prometo Anarquía

entre la multitud se abre paso el diálogo interno y las manos se llenan de realidad con el afán de propagarse como un aguacero de palomas

[ANA LUCÍA MENDOZA]

DE LA PRETENSIÓN A LA INEVITABLE REALIDAD

Coloco una silla entre los recuerdos
una cajita de cristal sobre el asiento
yo en el otro extremo
intrigando contra mi pasado
utilizando el recurso de la retórica para convencer a mi historia
se guarde un par de meses en mi cajita de cristal.

Podrá seguir observando el mundo desde la transparencia de sus paredes,
le digo        y pienso
—hasta que el polvo le haga olvidar las realidades físicas—
—hasta que la vida me plantee más memorias que deben ser enclaustradas:
entre tanto recuerdo no les quedará más opción que estar cuerpo contra cuerpo y
 cansados de verse cerrarán sus ojos hasta olvidar que un día existieron
que fueron niña, que sintieron la aspereza de la soledad ultrajando mi nombre
que fui tantas veces violada por el miedo—.

Tengo que convencer a mi historia
no puedo contenerla dentro mío
al menos no paseándose sin restricciones
glorificándose ante mi yo presente que es ella quien me constituye.

Mi historia piensa que un descanso le vendría bien
después de todo
torturar resulta ser una labor agotadora.
...
¡El descanso parece haberle dado más fuerza
Despierta rabiosa del prolongado sueño
su Omnipotencia provoca el estallido de mi cajita de cristal!

     Coloco una silla entre los recuerdos
                sobre el asiento
dolientes trozos de cristal.

Yo... ultrajada
        violada
        desapareciendo.

Y SE HIZO EL HOMBRE Y LA MUJER...
Y NOS HICIERON

Nos persiguen sus historias
cansadas de tiempo
hurgando entre los sesos corrompidos
fumando elucubraciones de vida-muerte.
Nos persiguen porque no somos otr-s
sino ell-s mismo-s
nos encontramos a diario sintonizad-s en reflejos
no intercambiamos palabras
y sin embargo
nos somos tan familiares
tod-s venimos del mismo árbol genealógico
consumiendo las taras del capitalismo —todo defecto, no existe tregua—
así venimos    vos       yo
mamando la muerte del otro y la otra
posicionándonos en nuestros lugares individuales
               con los sesos corrompidos.

Y SE CONSTRUYEN Y CONSTRUYEN... 

Tus paredes  mis paredes  nuestras paredes
se construyeron sobre cadáveres de silencio
aquí nadie se conoce
somos sombras precarias
cruzándose en el corredor de las horas

Inexistentes entre sí
nos refugiamos en las cloacas que nos construimos
y acicalamos, ahí, cada quien su propio silencio,
así nos quieren            así les conviene

Pretendieron ocultar la injusticia social
con la falsa sonrisa    el maquillaje perfecto   las palabras apropiadas;
                     Lo supimos,
perfectísim-s nos querían,
Perfect-s como su imagen somos:
sonreímos con la boca torcida
el maquillaje ya no nos queda
se nos acabaron las palabras correctas

La locura resiste y persiste en donde no se plantea opción para la cordura,
   ¡Saldremos de las cloacas!
Construiremos una locura diferente

ABAJO LOS MITOS

Rotundamente me niego
ser reducida a    cuerpo       deseo      vientre
aunque Ella y el Sistema se aferren a lo contrario
y me inviten a emprender la batalla cotidiana
por ocupar un puesto en la mirada de los otros
ser de los otros    servir a los otros,
aún cuando en sus desesperados monólogos
me conviertan en      hija-decepción       mujer-decepción
 imagen que he masticado por años
       tragado por otros tantos
                finalmente vomitado.

Adiós   la mujer complaciente ya no está  Hasta Nunca
No soy mujer que se oprime
          se enclaustra
          se violenta
          se anula

sí      Soy Mujer
y según tú y la mayoría
no lo soy.

NOSOTR-S... YO

Cada cuanto espero
el encuentro de tu distancia y mi distancia
me acerco despacio como queriendo no acercarme
    a ti:    presencia ausencia      amor impreciso
    por mi:   llanto de niña      mano en espera y despedida.

Cada cuanto espero
para saberte     saberme       y algunas veces     sabernos
sin embargo     distancia.

Regreso entonces
a mi vida conmigo
en compañía de mí          con mis temores y angustias:
      me descubro sentada en el piso, infante - adulta,
      la negrura del ambiente no escapa por la ventana
            minúscula ventana
      abro los ojos
      nada
o todo...
                 negrura
      el sonido de la vida en el cuarto contiguo.

Mi mano extendida y vacía
Tú aquí y no
Yo muy lejos.

CUANDO EL MIEDO ME HABITA

Vacío mis manos
     caída abismal del intangible cuerpo de luz
en su lugar
se llenan de aires de tumba    de luna rasgada
interminables sueños sedientos de oscuridad.

Se transfiguran mis manos en noche huidiza
ecos de locura emparentándose con la muerte.

Thanatos me llama a reposar entre la putrefacción
a un paso de la nada
a yacer junto a la intangibilidad arrojada
en el éxodo impuesto por el miedo.
24 de Julio de 2009
1984, Guatemala Ciudad, poesía

4 intervenciones en “entre la multitud se abre paso el diálogo interno y las manos se llenan de realidad con el afán de propagarse como un aguacero de palomas”

  1. la-filistea dice:

    Un gustazo leer algo introspectivo!
    Saludos.

  2. Anonymous dice:

    Me parecen buenos!

  3. Roberto Wagner dice:

    De acuerdo, son muy buenos los textos, "Y se construyen y construyen…" es el que más me gusto. Felicitaciones Ana Lucía.

  4. José dice:

    Da gusto leer estos textos y de antemano le mando un cordial saludo desde Santiago Atitlán, y que el señor le Bendiga.

¿algo qué decir?