Te Prometo Anarquía

esta tumba ausente clavada al existir se niega a ser la última coma del mundo: al amanecer el atardecer será mío, díjose disuelto en cafeína

fotografía © krisma macía

[WINGSTON GONZÁLEZ]

RAZÓN DEL HABLA

nacer como doblar la esquina y repetirse

ciega andar la tierra con una videocámara, y ciega

andar tímida de la muerte, tímida de las aves

dejar los zapatos, carcomer la alambrada

así el calor desgasta, así la familia canta

qué haré hoy cuando el mañana

sea lo cierto, porque lo cierto es de otros

porque el mar es de otros, chiquito, es de otros

la muchacha y su amante de pasado violento

de la sangre, que es corriente de hace poco

de un río buscado, donde ya ayer no estuvo

 

EASY SKANKING

no abre los ojos la fiesta

en la rabia de los tristes, en el miedo de las solas

en la luz de la fiera

de la harina en el aire               del yermo refulgente

ni en la vista apenada

puesta en el traje limpio

de la muchacha guapa del barrio|         |no te equivoques

            ni en comarcas para bailar —me dijiste— el cuerpo,

desvanece en el hijo perdido, en la felicidad futura

y al decir esto

has sorbido tu vaso como el diablo sorbe

el último día, nuestros nombres del olvido

 

            no te equivoques          no planifiques               no digas

que todo marcha a peor

que la derrota esperada en el medio de las luces

aquí, en el lugar común, el ahora

va y regresa la onda va y regresa                     abre los ojos

fuera del manto de los domados va y regresa   lo sabes

a tientas de edificios a asidero de sonora          algodón y azúcar

agua caliente y dormir tranquila

en residencias de gente feliz

que deshace su señal entre hambrientos

 

y después                    de bailar conmigo

el café es cepillo que rueda muerto entre el polvo

que purga nuestro aroma del de la muchedumbre de moda

            que entra menesterosa a beberse

la cólera           del día que pierde medida

 

tómalo tranquila

            piensa

que es para nosotros el resto del humo

            después

de bailar conmigo

lo intangible, amor, acata las cosas de los pobres

 

            no digas que no

y deja la barra y el arma si vienes a dormir

                        con este estrangulado

 

ASAMBLEA DISIPADA EN CIUDAD SILVER ISLAND O LENGUA MINORITARIA

de qué me has

contagiado amor

que mis sermones

suenan como

precipitación vacía

belleza sucia

 

cuándo era niño el río fue de cristal. el líquido llegaba donde estos versos no llegan

            el río no era exacto era enardecido adulterado anómalo como taberna

de qué me has contagiado ¿ves allá arriba? arriba hay diablo con símbolos infelices

ve sube trepa al abdomen de tus hijos asoleados por lazo de ahorcar que dicen

                        fruta

                        voluptuoso

                        epifanía

                        cristal

                        taberna

qué dicen

                        yo nunca he entrado en un tugurio de esos antes de invocar cuatro veces el cielo soy calmado y mi aliento casi imaginario creo que todos hablamos de la muerte aunque ciudad silver island se diga muy libre enfiestada y melancólica haciendo oscilar su  maridaje con humareda o sodoma disco. 

 

espiral barroca todo para mi sky city habla párvula impasible ante las murallas

            la lengua papel dorado en fiesta de quince

la lengua feliz de botar como murciélago el suelo de las tragedias todo para mi

 

            limpia la luz ácido de la piel de tsetsuo

dígase diamante dígase canto dígase lo mineral

de una turbina que friega las intemperies de la tarde

 

a quién tu amas mientras sostienes el aire que se cuela por una puerta

de frente al balbuceo brutal de ciudad en silver island

a quién amas tú

belleza sucia

precipitación vacía

dime ahora

de qué diablos me has contagiado

 

CÁMARA I

al cumplir los seis años, regalé a liliana

un traje de baño, uno rosa

con un corazón pequeño

            al que no le importara

el pis nervioso de mi hija

ante los repasos de las mujeres

que repetían conjuros imbéciles

             qué linda se ve

                        toda una mujercita, ay sí

                                   un flor preciosa

                                               etcétera

uno que no se deshiciera

uno resistente, ajustado a sus piernas

            húmedas, salobres

 

más bien: era una especie de vestido de astronauta

en el que vieran los viejos lo que dejaron pasar

cuando tenían trece y mi hija seis

cuando tenían todo y mi hija un traje diminuto-diminuto

para que ninguna princesa idiota

estuviera a su altura

 

ELISA HABLA EN EL PRIMER BAILE DE GRADUACIÓN

aquí empieza el verbo ‘infierno’

la estudiante con cuarto pagado por sus padres ricos

la muerta de hambre feliz que abraza a su novio

la amiga de las monjas hipócritas

la que consume drogas a escondidas de sus padres

las salvadoreñas que se revuelca el fin de semana

las nicaragüense que cogen sin parar

la monedita de oro para todos los hombres del colegio

la abanderada con guantes

la va a internet y gana corazones

la puta con suerte para ser madre

en un silencio azul como sus dientes

 

huelo a una niña enamorada en un baile

y apenas soy la pequeña y tímida

 

            elisa/ siempre elisa

 

THE FOREST WHISPERS MY NAME (LLEGÓ EL HOMBRE QUE TODO EL MUNDO DETESTA)

y su corazón dislocado es otra simiente

            entra antón, ruge

entra y no digas frugal

no digas por el cielo, concluida escuela

del juicio vacío de las palabras

 

parar no puede señora

de este blues negro a la velocidad del niño

parar no puede

caracol, agente y vigilia

evade el cielo, hermana

para diluir la locura, señora

la policial hora de

los pastores caracol y la serie b en

esta otra negra canción que avanza

de muerte y gloria digna

            absuelta

de grata luz calcinado sin

dios, flor, amor, mío

entre tanto soy la canción

más estridente de adán x, a escena soy

uno más sobre el origen del mundo

 

Y FIN

esta tumba

ausente

clavada al existir

se niega a ser

la última coma del mundo

30 de Abril de 2009
1986, Izabal, Livingston, poesía

9 intervenciones en “esta tumba ausente clavada al existir se niega a ser la última coma del mundo: al amanecer el atardecer será mío, díjose disuelto en cafeína”

  1. Luis Villond dice:

    “THE FOREST WHISPERS MY NAME” Sería un hermoso título para un libro.

  2. MarianoCantoral dice:

    GRANDE WINGSTON

  3. MarianoCantoral dice:

    LOS invito a checar mi nuevo rollo-blog, una crónica que se irá reconstruyendo cada lunes, sobre el hastío después del ocio…”LUNES”, EL PRIMER POST (INAUGURAL, AZAAA NO PS) HOY DESPUÉS DE LAS 6:PM…

    http://lunestart.blogspot.com/

  4. edegortari dice:

    Cámara 1 es un muy buen poema. Saludos y chido blog.

  5. Lester Oliveros dice:

    Bueno, que gusto leer algo de Winston, supongo que en sus poemas la poesía es Livingston, los Siete Altares, la playa transparente donde cualquiera puede caer al cielo y rebotar en medio mar, la cocoburger, las mujeres de piernas de marmol y simbioticas melenas, los soles sumergidos, las palmeras de postales, las barcas podridas, la sal, los barcos en el horizonte como carabelas postModernas, en fin, huelen a playa tus versos. Saludos.

  6. El Zopilote dice:

    Que buenos escritos.

  7. Juan Pablo Romero Fuentes dice:

    El Sr. Wingston escribe algo sobre uno más sobre el origen del mundo, lo escribe hasta el final, no al principio.

    Buenos textos.

  8. el Kontra dice:

    Pilas Wingston, todos muy buenos y el último fabuloso. Felicitaciones mano.

  9. Carlos Mego dice:

    Genial el camarada Wingston, como siempre compañero las mayores de las felicidades, interesantes perspectivas… buena onda vos

¿algo qué decir?