Te Prometo Anarquía

en el corazón del cuervo se tejen ideas, se hilvanan recuerdos y se zurcen realidades rotas


 

 [PAOLA GARCÍA AQUINO] 

LA PREGUNTA DEL MILLÓN

¿Por qué a nosotros el paso de los años sin ser más que un pueblo chaparro y subdesarrollado?¿Por qué a nosotros las malditas ondas consumistas, nublan la visión, tapón de oídos que tergiversan la mente de los mismos que nos hundimos en una categoría de extrema pobreza?¿Por qué a nosotros la garra extranjera sobre nuestros lomos, aparcando el desarrollo y consumiendo la insignia de “no profane jamás el verdugo, ni haya esclavos que laman el yugo, ni tiranos que escupan tu faz”…?

¿Por qué a nosotros las esquirlas de la indiferencia incrustadas en el pecho haciéndonos bajar la cabeza ante una ola de violencia que nos han venido prometiendo se acabará pronto?
¿Por qué a nosotros las míseras limosnas, sueldos simbólicos, fruto de nuestro sudor y trabajo, tapándole el ojo al macho mientras los gravámenes de la ley van en aumento?
 
¿Por qué a nosotros las categorías mediocres, méritos insignificantes, suelos invaluados, prole despreciada, angelitos de hierro en los semáforos exponiendo sus vidas tragando gasolina y papagayos congresistas que de parlotear no pasan?
 
¿Por qué a nosotros los alimentos importados, marcas importadas, sueños importados, mañas y modas importadas? ¿Para quién?
 
Mientras ondeamos las ganas de echarnos un grill americano otros se llenan la lombricera con arena y trapo masacrándose las tripas tronadoras que no se callan.
 
¿Por qué a nosotros las caricias quejumbrosas de los vientos perfumados de las calles hediondas a meados, gargajos de bolo, pesadumbre de vivir, muerte inesperada, familias sin oportunidades de subsistir, masticando los deseos regurgitados de ser más que cruda realidad?
 
¿Por qué a nosotros las patrañas democráticas, la justicia vedada, el terso velo que cubre la pobreza, la desdicha de las víctimas carentes de derechos humanos esperando una migaja de la empanada de justicia, olvidada frase “nunca esquivan la ruda pelea si defienden su tierra y su hogar”…, caricaturas cómicas de un pueblo en decadencia, muñequitos de palo carentes de sentido común crujiendo sin llegar a común acuerdo, astucia de zopes carroñeros chillones en las ventanillas de los autos conducidos por complejos de perro repartiendo mordidas a cada tres cuadras, celulares en vibrador y carteras reforzadas por si las moscas y por si no regreso viva a la casa les dejo los frijoles en la estufa, los costos elevados de la canasta básica, menos mal que es básica, ¿y si no…?
 
Gastados sueños de liberación, gastadas ansias de superación, gastadas las ganas de expansión, gastadas, gastadas, gastadas…
 
¿Hasta cuándo? seguirá siendo la pregunta del millón.
 
 
LA CIUDAD PIDE AUXILIO
 
Sombras exangües entre
la niebla se cuelan en la mente.
Gritos despavoridos de
corazones adoloridos.
Vapor que quema
y hace llagas en la piel.
Miradas furtivas que no dicen nada.
Colores difuminados
sobre lienzos melancólicos.
Suspiros tenues entre recuerdos
de lo que ya no será.
Jardines podados atrozmente
por depredadores florales.
Calles amargas y hediondas a
muerte.
Miedo, temor, ansiedad…
La ciudad gime pidiendo auxilio…
¿Hasta cuándo aguantará?
 
 
CATADORA… ¡PERO NO DE VINOS!

Con las ganas de comerme los versos que escupí, regurgitados sobre un suelo erosionado por aguas amargas de desilusión, inmersa en un delirio de querer volar, que el viento me lleve como se llevó las últimas partículas de polvo de la botella de vino que nunca bebí, vino dulce, vino amargo, que sé yo… de mala catadora tengo fama.

Catadora de pasiones, catadora de rencores, catadora de ilusiones, catadora de temores, que más da… Tengo ganas de beberme los recuerdos, engullir el porvenir y escupirle a la cordura en la cara. Consumiendo oxígeno prestado, agua reciclada y nostalgias disecadas.

Memorias atemporales de versos inmortales guardo en el baúl sin fondo de mi corazón.Con la boca callada pero el alma embriagada diciendo más que la verdad me entrego a la inmensidad de mis decepciones…

¿A dónde voy? No lo sé…

Nunca lo he sabido y sin embargo aquí me encuentro, una pequeña espora flotando sin rumbo en el espacio, o por qué no, una uva más masacrada sin piedad del vino que mientras más añejado se pone más caro.

La verdad: ¡No sé nada!

Masticando las palabras que nunca dije pero que siempre pensé, rumiándolas sin escupirlas, palabras crudas pero no fatuas, sonriendo a la libertad, caminando con la justicia y maldiciendo la codicia, pateando cadáveres de las horas que pasé pensando en el ayer.

¡Qué carajo con el ayer, si ya pasó! Pero, ¿quién dice que enterrado se queda? Como los vinos o la cusha enterrados permanecen un tiempo para que afiancen su sabor, de sacarlos tenemos para que afiancen nuestra vulnerabilidad a los temores que creíamos sepultados. Catadora de… ¡cualquier cosa menos de vinos!

 

07 de Enero de 2009
1987, Guatemala Ciudad, poesía, prosa

6 intervenciones en “en el corazón del cuervo se tejen ideas, se hilvanan recuerdos y se zurcen realidades rotas”

  1. Los Evangélicos dice:

    http://www.losevangelicos.blogspot.com

    Saludos.

    Villond.

  2. Diego dice:

    muy bueno la verdad, me gusto mucho el de la ciudad pide auxilio

  3. Eduardo Canessa dice:

    Catadora catadora sigues probando el ayer
    Viendo las sombras de la realidad y la ilusión
    Catadora catadora,sigues con la ansiedad de ver
    El final del la mediocridad, la impunidad, y corrupción

    Catadora catadora has encontrado la pasión
    O para ti simplemente sigue como ilusión
    Catadora catadora, que es la verdadera realidad
    Seguís siendo empalagada por esa vil mediocridad

    Catadora catadora te sigue persiguiendo ese ayer
    Ese ayer que, aun muerto, te persigue sin sentido
    Catadora catadora, el mundo te ha enloquecido
    O es tu locura la verdad real que nunca va a perecer

    Catadora catadora descorcha un vino de miel
    Con el bebamos a la vida y quitémonos el sabor a hiel
    Catadora catadora muéstrame que verdades has visto
    Y yo te compartiré la ilusión en la que subsisto

    Catadora catadora escupe mas de tus palabras al suelo
    Y que broten de ellas el arte, la vida, y la pasión
    Catadora catadora que lleguen al mismísimo cielo
    Y que en ellos encontremos de locura, verdadera razón

  4. Horacio Martínez dice:

    Me gustó mucho lo de Catadora…pero no de vinos, es el tipo de poesia que permite apreciar en toda su dimensión, los paralelismo de la vida, y como la saboreas y aprecias. Felicitaciones…

  5. Allan Romanov dice:

    Para tu sonrisa repujada en acero que promete anarquía.

    Háblale al viento, a la veneración de los planetas; en la lunada del sueño… Dile de que estas hecha… Pues no serás la catadora, sino embebes la sangre de tu razón, sino te comes a cucharadas la noche y bailas el vals de aquella lógica…

    Mientras tanto Cuervo… Nunca Más

  6. paola garcia dice:

    Poesia que emerge desde las profundidades del pozo oscuro, a veces asoma cierta claridad y luego, oscuro y opaco en su totalidad, poesia, hasta que punto, filosofando por la vida, en los pocos espacios que a la rutina se le esconde la vida, se libera, se desahoga, respira y toma una bocanada de.aire que hasta duelen los pulmones. Escapa de la.sombra, de la premura, de gente, del bullicio, se.libera, vuela y llega alto para luego descender de nuevo a la sprofundidades del abismo eternoen el que la bola.vigante gira y gira sin detenerse, pues se detiene el alma solo para apreciar el vuelo de una mariposa, el batir de las alas d eun pajaro, para ver como cae una gota de.rocio, pero no el tiempo, no no la rotacion, no la.traslacion, el caos aun es una utopia entre tanto orden sistemico…

¿algo qué decir?