Te Prometo Anarquía

lapsos cortos de tardes largas: apoteosis de la emoción en un dilema de amor situacional

 
[MARIO MORALES]

 
RETRATO HABLADO
 
A veces cuando te pienso, vos estás a la par mía
reluciéndote en mi iris, en esta cuenca de
blanco manchado, te relucís allí sentada sólo
observando, sólo jugando con las ideas del
mundo, perdiéndote en cada personaje, habitando
cada espacio, no importando la simplicidad del
mismo, retornando a un parpadeo tomás fuerzas,
mezclás tu mundo con su vacío y dejás volar más
ideas en mí, más retratos tuyos en mi mundo, un
mundo simple, tan común como corriente, un mundo
que creé para mí, para entretener a mis
demonios, y cercar mil mundos, mil pasajes
astrales, miles de ventanas de hojas, ventanas
que son el marco perfecto para la selva que hay
en ti, allí habitás vos, allí te coloqué sin que
vos lo supieras, te tome prestada por el alma.
Y así continúo observándote, viendo cómo fluye
el aire en tus extremidades, cómo se contorsiona
el sol para atenuar la naturaleza en tu espalda,
para que te mimeticés en una tierra árida, en un
espacio de calor, en la corteza de un ciprés
decadente, decadente de tanto daño permanente
ocasionado por el tiempo, por tanto observarlo y
nunca decirle nada, no, con vos no se para el
tiempo, no se siente un cosquilleo a la mitad
del torso, no tiemblo a tu presencia porque vos
sos vos y yo soy yo, y yo soy tan simple tan
vacío ante un palabra, tan inerte al temblor, a
la tierra movida por la fantasía, a vaciarme un
poco de la “oscuridad”, a retomar el vuelo a
aventarme en una montaña.
Terminar el texto con un retrato tuyo dibujado
a trazos, resaltado a sombras, desfigurado a
pincelazos de dedos mutilados, colocando una
luna, algunas estrellas, una montaña, te
estremece la escena de una imagen tuya tomada
por el tiempo, de una perdida de luz en el día,
sin estampa y sin imagen se queda el texto, sin
caminos para caminar, sin música para recordar,
sin tiempo para perder, sin un murmullo para
hacer historia, sin una lágrima tirada en vano,
sí, sí tiré todo por mi dedos, lo dejé escapar y
te lo escribí en una partícula de metal, en un
frío y sombrío fondo, al fin, no importa la
escena, los universos, los personajes, mis
escritos, mi mano, mis ojos, sólo importa la
persona.

M.E.T.A.F.O.R.A.S.

Si con silencio te dijera las cosas creo que te

gustarían más, con que sólo vos y yo lo
supiéramos sería suficiente, si cada vez que
estás conmigo te lo digo, te lo escribo en
partículas para que entren en tu ser.

Creo que tu mejor sentido es aquél que tenés
para no cambiar tu mirada, para mantener tus
poros intactos, para hacer tu boca un pueblo de
deseo, tu sentido colocado en el centro, un
ausente de miles de retratos tuyos.

Sos un lapso corto de tardes largas, una nova en
mi mundo de excesos, un abecedario para toda una
letra, una memoria postergada, una estrella en
posición al sol, una de tantas metáforas que me
obsequiás para darte, para luego por fin quemar
las letras en tu iris con una imagen de vidrio y
desplazarme hacia tu sentir.

MI PLAN

Ver es convertir, elasticidades profundas, dimensiones ocultas
a veces sólo a veces quiero entrar en la rutina, ver qué se siente
ser miembro más de un sistema al cual estamos obligados ya sea
a seguir o a continuar.

Sentir mi vida en un espejo, los actos en las manos
y los caminos en los pies, quisiera desbordar ríos
ríos que anidan en mi memoria, escuchar el silencio
junto a vos.

y si mi plan no funciona mi alternativa sos vos,
perdón si suena mal, es que pensándolo bien
no me gusta la rutina.

QUISIERA

Quisiera no quererte en mis sueños, creer que te
pienso por pura obsesión y que con el tiempo y
un par de molestias te me irás yendo de la
mente, quisiera también enojarte alguna vez,
quisiera no quererte tanto, talvez un poco menos
que nada.

Quisiera no estar a tu lado y sí en tu mente,
quisiera ser un poco más que una ráfaga diaria
en tu mente, quisiera que esta poesía te entrara
en los poros o en los ojos, qué mas da.

Quisiera que esta poesía no fuera tan sencilla
que talvez te complicara un poco el leerla,
pero esto es reflejo de vos y vos sos así
así de sencilla así de común pero al mismo
tiempo así de única, todo lo hacés a tu modo.

Quisiera no escribirte tres versos siempre,
quisiera que fueran seis o nueve, quisiera
elevarme contigo y sentir tu fragilidad, esa que
guardás solo para vos… si con querer te tuviera
de seguro no escribiría.

SUGESTIÓN

Él cree en la belleza, ella en la perfección, él
en el café con un cigarrillo, ella en un coñac
con un buen beso, él se inventa el diálogo del
otro día, ella es encargada de cámaras, él no
pierde la paciencia con ella, ella sigue siendo
libre, él piensa que ella es sangre con forma de
mujer, ella piensa que el es tan común como su
corazón.

07 de Octubre de 2008
1988, Guatemala Ciudad, poesía

5 intervenciones en “lapsos cortos de tardes largas: apoteosis de la emoción en un dilema de amor situacional”

  1. MarianoCantoral dice:

    está bien. seguì escribiendo Mario,

  2. Abril dice:

    Me gusto mucho esta parte:
    “no tiemblo a tu presencia porque vos
    sos vos y yo soy yo, y yo soy tan simple tan
    vacío ante un palabra, tan inerte al temblor, a
    la tierra movida por la fantasía”

    A mi lo que me da miedo es dejarme ir por esa tierra movida y dejarme caer de una vez y por todas por la fantasia.

  3. Black W. dice:

    dilema por siempre un gran maestro y un buenisimo cuate!

  4. Paco de la Vulva dice:

    ah del barco este joven tiene futuro pero le pone mucho a la marihuana… adelante mario y no deje de hecharse esos dilemas buenisimos

  5. Jimmy dice:

    Eres un grande loco, lastima que no pusieron el poema tuyo que mas me agrada “Una Nueva Forma”.
    Sigue asi men 😉
    Saludos

¿algo qué decir?