Te Prometo Anarquía

ha visto marchitarse las flores en el florero y la vida perderse en el tiempo como reloj agonizante

 

[DAISY CÁRDENAS]

 

 

 

ARDIENTES MOMENTOS

 

Flor fragante

de pájaros y lunas

de noches intensas

de cuerpos chimeneas

de ardientes despertares.

 

Arrebatos y locuras

lunas que son pétalos

pétalos sobre tu piel

unos rojos

unos blancos

de mil colores más.

 

Pétalos

que el viento arrebata

que da y quita

que van y vienen.

 

Intensas noches de luna

noches intensas sin luna.

 

Leños que son cuerpos

ardiendo entre lunas

y en noches sin luna.

 

Aunados a cenizas.

 

 

 

HARAKIRI

 

Un sentimiento atroz

oprimía mi pecho

la culpa.

 

Inevitable

latente

impune

podrida.

 

Permanecía inerte

sola

vacía

casi muerta.

 

Me retorcía de miedo-culpa

me llenaba de vómito-culpa

arañaba mis entrañas-culpa

me escupía-culpa.

 

Culpa-culpa-culpa-culpable-execrable.

 

golpeaba mi cabeza,

hara-kiri, hara, hara, harakiri.

 

De rodillas

me desnudé

desnudé mi culpa,

confesé

me odié.

Tomé una daga

y me la hundí en el vientre.

 

De izquierda a derecha,

sangre, roja, libre.

 

Expiación-culpa

perdón-culpa

y al final

un suicidio,

premeditado de antemano

por quien siempre me culpó

yo, solamente yo.

 

 

 

ZANCUDOS-PALABRAS

 

En un papel en blanco,

mil zancudos garabatearon

la danza ritual de mi mente.

 

El inconsciente afloró

pausada y gradualmente;

así me dejé llevar por la emoción.

 

Escribir y perderme en el Universo

de las letras y signos punzantes

de los zancudos-palabras,

mientras…

el papel temblaba en mis manos

y su trepidante temor

impedía escribir en él,

pero…

poco a poco

fui extrayendo la sangre

para matarlo de una vez

con un dibujo o quizás un verso. 

 

 

 

RETRATO ESQUIZOIDE

 

Infinidad de moscas

corroía mi mente

volátiles

sucias

hambrientas.

 

Una danza sin fin de ellas

un olor purulento

carne podrida

cascabillos recién usados

un suicidio premeditado

el mío.

 

Miles de hojas por doquier

palabras

palabras

y más palabras.

 

Poesía

la muerte del alma

poco a poco

muriendo sobre un papel.

 

Moscas y más moscas,

rondando sobre mi cabeza,

pensamientos

sensaciones

un suicidio poético.

 

Al final de la línea

un punto.

 

 

 

PLACER QUE CORROMPE

 

En el mercado,

hediondez de pechos sudados,

escarabajos de hombres maltrechos,

escandalosos mancebos,

verduras podridas

de pasadas noches.

 

Placeres olvidados

en las cantinas,

labios, piernas, hocicos

y perros.

 

Mordisqueo ensalivado

de placeres olvidados,

jadeos fingidos

de fantasiosos amores.

 

Mientras la noche pasa,

la embriaguez avanza

y el placer corroe

al metal más recio.

 

El cuerpo se vuelve dúctil,

las ideas se escabullen

y el líquido blanquecino

se derrama,

sobre los cuerpos flácidos

de pasadas noches.

 

Cuando el animal

se ha bebido a su presa

            la escupe

            la vomita

y la noche termina

en aquella cantina.

15 de Octubre de 2008
1968, Antigua Guatemala, poesía

5 intervenciones en “ha visto marchitarse las flores en el florero y la vida perderse en el tiempo como reloj agonizante”

  1. Petoulqui dice:

    Estimada Daisy:

    ¡Qué maravillosa fuerza de la precisión! Parafraseando a un tal WA Mozart, pero en este caso acerca de las palabras y no las notas, “Ni una de más ni una de menos, exactamente las justas”.

    Estoy impresionado y me gustaría leer más.

    Saludos,

    Julio E. Pellecer S.

  2. CIUDADANO CERO dice:

    Es increible el ritmo en la poesía de Daysi Cárdenas, y esa fuerza descarnante que arroja su voz como un fuego que late en los cuerpos y los calcina.

  3. Anonymous dice:

    Impresionante. Ay! la pasión que sabrosa es…

    LEslye Tánchez

  4. paty pol dice:

    mira donde te encuentro… y otra vez dejame decirte que me llenas de sentimientos, sos genial…

  5. JORGE MARIO CASTILLO ALVARADO dice:

    HOLA DAISY, DESPUES DEL TIEMPO DECIDI DE CONTACTARLA,
    EN UN TIEMPO FUIMOS AMIGO ALLA AL HOSPITAL DE LA ANTUIGUA.
    ME GUSTARIA SABER DE USTED
    JORGE CASTILLO

¿algo qué decir?