Te Prometo Anarquía

de cuando el buscador de almas alcanza el umbral del arrebato y de la oscuridad emergen ilusiones cáusticas

 

 [HÉCTOR CÁRDENAS]

 
LA NOCHE

sé que tú también le temes a la noche
que vas por el día viviendo mentiras
huyes a la oscuridad y no de ella
pues en el fondo le amas y por eso te destruyes
pero sabes bien que en esta vida no estás viva,
el mundo creado es el mismo que no te deja ser
se invierten los papeles de blanco a negro y no paras a desear
el engaño fantástico de pensarse el todo,
de forrarse de ilusiones y no saber disfrutar de una bolsa de té

sé que tú también le temes a la noche
y así evitas dormir
día tras día te invade la noche
te entregas a la vida y todos saben
que vas relevándote
de un lado a otro
fingiendo
ser imagen de otros, de él,
de él
y de él
sé que tú también le temes a la noche
ya te he visto diciéndole a la gente que serás infinita,
que tu muerte es nacimiento
y tu ser será por siempre
y sólo quieres que te abrace la noche,
que ese miedo te haga suya
y finalmente aceptar
que eres
la nada,
que al final,
te terminas.

 

 
 
 
 
LA VOZ DEL ABORTADO
 
qué hermosa y calurosa es la pinza que me arranca
redundante este destello de metal y viníl
de látigos aformes

azotante placer que desenfrena el calor

Llama ardiente de terror

de placer y terror de placer
de terror y placer de terror

de las formas de Satán en las máscaras de Dios

¡despierta!
acallado deseo ancestral
el viejo malestar me retoma
dilucidaciones de pantanos orquidiaseos
de panteones ensangrentados hasta la raíz

mi raíz se arrebata
y se estremece mientras en el seno
se mese la pinza que tortura al pezón

me arranca la lengua la vara de hierro
que la sensibilidad ahonda y el ser se desdobla
se corroe la vena y tiembla la angustia

Como nunca he necesitado nada,
Como nunca he estado tan vulnerable,
Como nunca necesito
no estar solo, como nunca,
te necesito.

acurrúcame
dentro de tu vientre de desechos y parias
hazme saber que estoy aquí y que al golpearte te hago y deshago
te construyo y criptifico

 

29 de Junio de 2008
1984, Guatemala Ciudad, pintura, poesía

3 intervenciones en “de cuando el buscador de almas alcanza el umbral del arrebato y de la oscuridad emergen ilusiones cáusticas”

  1. Petoulqui dice:

    Me extraña bastante que nadie haya opinado sobre estos textos.

    En lo personal, me gustó el ritmo que se siente al leerlos (que no sé si coincidiría con el empleado al escribirlos) y la elección de ciertas frases, en especial “sé que tú también le temes a la noche” que resulta como un leitmotiv de la composición (ya sé que no es una obra wagneriana pero así he querido analizarla).

    Y me pareció ingenioso (me gustó, vaya) el juego de palabras en la siguiente estrofa:

    “Como nunca he necesitado nada,
    Como nunca he estado tan vulnerable,
    Como nunca necesito
    no estar solo, como nunca,
    te necesito”

    Buena onda.

    Saludos,

    Julio E. Pellecer S.

  2. Helenna dice:

    Honestamente creo que Cardenas es de los mejores escritores y pintores de Guate, completamente distinto a todo lo que se ofrece y congruente con las almas que le aclamamos. Tuve la oportunidad de ver su reciente exposicion en Paris, maravillosa! Y cada pintura incluye un texto que honestamente te lleva a volar en insight.
    Con los presentes tengo que decir que son hermosos, muy ingeniosos y la verdad muy profundos, o debo decir, profundizados…

  3. will dice:

    Such an amazing painter! I wish I could read the text but I dont speak spanish. Great pictorical work, amazing.

¿algo qué decir?